¡VIAJAR ES UNA DE LAS CLAVES PARA SER FELIZ!


Viajar para ser feliz

Una de las actividades que más disfrutamos hoy en día es viajar, habrá mucha gente que no esté de acuerdo y que piense que es un gasto innecesario, que sería mejor ahorrar para poder hacernos de cosas materiales, como un auto o ropa nueva, sin embargo, tienes que saber que regalarnos a nosotros mismos y a nuestros ojos la oportunidad de ver y conocer lugares nuevos, brindarnos experiencias, vivencias, conocer otras culturas nos hará mucho más felices. Según varios estudios científicos viajar te brinda la felicidad. Muchas veces nos confundimos con el placer inmediato que nos emite comprar un bien material y que, al cabo de unas horas o unos días éste desaparece, al final lo que realmente nos quedará siempre en nuestros recuerdos y nos alegra la vida es adquirir nuevas experiencias.
¿No lo crees? aquí te diremos 5 razones empíricas de por qué es así.

Olvídate de la rutina

Viajar te aleja de tu rutina diaria, del estrés del día a día, del trabajo, los quehaceres, los pendientes, hace que tu cerebro se relaje y disfrute de nuevas emociones, diferentes a las que está acostumbrado.
Siempre se pueden hacer cosas diferentes para romper con tu rutina, como salir con amigos, tomar un camino distinto al que normalmente usas para ir al trabajo, pero al final no te dan la misma felicidad que un viaje.

Renueva tus emociones

Esa ilusión de conocer lugares nuevos, de probar otros sabores, conocer nuevas culturas, hacer nuevos amigos... Viajar en sí ya es una aventura, no importa si es en tu misma ciudad o en otro país, es emocionante, y detrás de cualquier viaje siempre quedan recuerdos inolvidables, es por ello que cuando recordamos o platicamos acerca de nuestros viajes nos sentimos emocionados y nos transportamos a esos momentos.

Adquiere confianza en ti mismo.

Cuando viajamos, muchas veces nos encontramos con imprevistos u obstáculos que nos hacen salir de nuestra zona de confort, lo cual hace que adquiramos experiencia al lidiar con esos problemas, volviendo a casa con mayor confianza en nosotros mismos, haciéndonos sentir que somos más fuertes y que podemos resolver con mayor facilidad cualquier problema que se nos presente. Además, como extranjero muchas veces tenemos que adaptarnos a otros climas, otras culturas, otras formas de pensamiento, y al final esto nos hace ser más tolerantes y adaptables a los cambios.

Crea nuevas anécdotas

Y es tras de un increíble viaje que nos gusta compartir nuestras anécdotas, videos y fotografías de los lugares que hemos conocido, lo cual nos hace sentir mucho mejor que enseñar a nuestros amigos el auto, la ropa o los muebles nuevos que hemos comprado. Como bien dice una frase “Si algo bueno te pasa, viaja para celebrar. Si algo malo te pasa, viaja para olvidar. Si nada te pasa, viaja, para que algo te pase”

Científicamente se ha demostrado que a largo plazo viajar te hará mucho más feliz que esa ropa de marca o el automóvil de lujo que pretendías comprarte. Así que la próxima vez que pienses o te digan que estas mal gastando tu dinero en ir de vacaciones, ahora le puedes responder que viajar no significa malgastar tu dinero, si no, invertirlo en tu felicidad.

Quiero recibir más información a mi correo