You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.
Homero Herrera

Homero Herrera

El polvo del Sahara y sus efectos con el sargazo en el Caribe mexicano

El polvo del Sahara y sus efectos con el sargazo en el Caribe mexicano

Durante 2019 los cielos del norte y sureste de México lucieron pintados de color rojizo. Se trató de un espectáculo para quienes lo presenciaron y tomaron fotos. Se trata de uno de los efectos del polvo del Sahara, pero no todos son tan positivos. También afecta a playas mexicanas y a la salud.

Este fenómeno natural repercute para bien y para mal en el medio ambiente. Por un lado ayuda a impedir posibles desastres naturales causados por cuestiones meteorológicas, pero por el otro se suma como un factor de daño a estragos del cambio climático en mares y océanos.

Es una capa de aire seco que se forma en el desierto del Sahara (ubicado en el continente africano). Dicha capa lleva a cabo su travesía por el Océano Atlántico a una altura aproximada de dos mil a cinco mil metros. Al viajar en la parte media de la atmósfera ésta se calienta y las inversiones térmicas producidas impiden el desarrollo de tormentas o lluvias.

Sin embargo, todo lo contrario podría suceder, ya que los vientos horizontales pueden alterar la velocidad del polvo durante el viaje y por consiguiente el rumbo del aire en una tormenta. Si logra hacer su recorrido sin obstáculos llega a su destino con un efecto directo en la nubosidad (como colorear el cielo en tono rojizo).

polvo del Sahara



¿Qué relación tiene con México?
Ingresa a nuestro país porque su trayecto topa directamente con el Caribe mexicano y una parte del Golfo de México, específicamente la zona noreste. En la parte baja del territorio nacional lo hace en la Península de Yucatán, donde se estanca en el ambiente y en las costas. En la parte alta llega a El polvo del Sahara y sus efectos con el sargazo en el Caribe mexicano manera de nube en el estado de Nuevo León.

Aquí lo importante tiene que ver con el sureste, o mejor dicho con las playas. ¿Por? Porque funciona como alimento del sargazo, alga marina que ha invadido por toneladas los litorales de Quintana Roo y crece de forma acelerada, entre otras cosas, por el polvo del Sahara.

Brigitta Ine Van Tussenbroeck, investigadora reconocida en estudios del mar y limnología, ha declarado que el problema del sargazo en México se incrementa por la siguiente combinación de factores: aumento de la temperatura del mar + calentamiento global + exceso de nutrientes marítimos + polvo del Sahara.

Desde el inicio de su recorrido hasta el final, el polvo de Sahara transporta residuos contaminantes de minerales y metales que absorbe desde su origen. Estos contaminantes son una especie de comida para el sargazo, que tiene como reacción un crecimiento descontrolado.

¿Sabías que tú puedes contribuir a no darle de comer al sargazo?
Es sencillo: no tires basura en el mar. Si vas a la playa recoge tus desechos, lleváte una bolsita para eso. Sé un buen turista ecofriendly. Tu granito funcionará para evitar efectos del polvo del Sahara en su nexo con el alga marina.